En el contexto de la educación y autocuidado de los funcionarios, resulta imprescindible continuar reforzando las medidas de prevención de posibles contagios. Una labor en la que varios equipos del Hospital Puerto Montt (HPM) se encuentran realizando esfuerzos por educar y verificar que se cumplan dichas medidas, tarea liderada por el Equipo Directivo. 

Pero, además, en este proceso de educación se ha solicitado a algunos funcionarios de diferentes estamentos que puedan entregar su experiencia y mirada respecto al momento que se está viviendo como equipo de salud y sociedad en su conjunto. Es así como se realiza la entrevista al Dr. Iván Cabrera Ditzel, médico gineco obstetra del Servicio de Gineco-Obstetricia del HPM, para que entregará su visión frente a esta realidad.

El Dr. Cabrera actualmente se encuentra realizando sus funciones en el servicio mencionado, donde también fue jefe hace algunos años. Además, durante los años 2006-2007 se desempeñó como director del HPM, como parte de las funciones que ha realizado en el centro asistencial.

Con 39 años de servicio en la institución, el profesional nos comenta que en el aspecto clínico y profesional enfrentar esta pandemia ha sido complejo y muy exigente, “sabemos que es una enfermedad que afecta a todo el mundo y que es potencialmente mortal y que ha provocado en muchos y también de forma personal sentimientos de angustia, estrés y miedo, sobre todo, de contagiar a las familias; son las situaciones más complejas que hemos tenido que enfrentar”.

Respecto a la atención de los pacientes, también agrega que uno de los cambios evidentemente ha sido el uso de elementos de protección personal (EPP) como las mascarillas, extremando las medidas de seguridad tanto dentro como fuera del mismo recinto. Respecto a lo mismo el Dr. Cabrera señala que “las medidas que se han tomado dentro del hospital están bien encaminadas, sin embargo, yo habría sido más estricto en el cumplimiento de la aplicación de las medidas de protección básicas aplicables a los funcionarios del hospital, especialmente lo referido al uso de mascarilla y el distanciamiento social”. “Me parece bien que se haya reducido a lo indispensable la atención en policlínicos y cirugías, como también la suspensión de las visitas a los hospitalizados y la disminución de los acompañantes a pacientes ambulatorios”, agrega el profesional médico.

El rol del personal de la salud

Diversos han sido los reconocimientos de la comunidad respecto al rol y el compromiso que han tenido los equipo de primera línea frente a la gran contingencia a nivel nacional y local, inclusive, las encuestas señalan a estos equipos de salud como los mejor evaluados por la comunidad hoy en día.

En esta materia el profesional médico del hospital señala que, “es evidente la importancia que significa el rol del personal de salud y no solo en lo asistencial que es nuestra principal tarea siempre, sino también en el rol de educar siempre a la población. En el caso de esta pandemia se han dado a conocer las medidas propuestas en Chile y en la mayoría de los países del mundo, como son el uso de los EPP, lavado de manos, distanciamiento social y permanecer en sus hogares, entre las más importantes”.

Pero el Dr. Cabrera añade, “esto último es muy difícil de conseguir debido a la dimensión socio-económica de la pandemia, que como país subdesarrollado desnuda nuestras falencias, tales como trabajo informal y gran desigualdad económica. Por lo tanto, resulta evidente que un problema de salud de esta envergadura no se enfrenta solo desde la salud pública, sino que requiere de forma urgente también la atención e inversión por parte del gobierno a las necesidades socio-económicas de la población más vulnerable”.

Finalmente el Dr. Cabrera señala, “tenemos que extremar las medidas de seguridad y cumplir con ellas, ya que somos las cabezas de los equipos de salud y debemos dar el ejemplo correcto siempre”.