La unidad de Hospitalización Domiciliaria del Hospital de Puerto Montt (HPM) incrementó los días de cama de atención para el centro asistencial entre 2019 y 2020. Este aumento viene dado por el alza en la cobertura en diversas prestaciones y patologías, junto con la estrategia de liberar camas críticas durante la pandemia por coronavirus.

Hospitalización Domiciliaria cumple 10 años y comenzó su funcionamiento el 5 de abril del 2011 como parte de un programa piloto nacional que buscaba ofrecer respuestas innovadoras ante la crisis de disponibilidad de camas hospitalarias tras el terremoto del 2010. Luego con la inauguración del nuevo HPM en 2014 el equipo se trasladó al nuevo recinto y comenzó una nueva era con una expansión sostenida de recurso humano y el reacondicionamiento y habilitación de nuestras actuales dependencias. Esto permitió aumentar el número de prestaciones y población beneficiada con este tipo de atención.

Hoy en día Hospitalización Domiciliaria cuenta con 32 funcionarios organizados en turnos diurnos, dependencias propias y un variado equipamiento de alto nivel para realizar en forma adecuada y segura prestaciones de alta complejidad domiciliaria”, detalló el Dr. Sebastián López, jefe del servicio en el HPM.

“Uno de los principales beneficios es que el paciente recibe los mismos cuidados de la atención cerrada pero en un entorno familiar, con la consecuente mejora en su calidad de vida y confort. Esto, además, permite disminuir los riesgos de una hospitalización prolongada, como infecciones intrahospitalarias y episodios confusionales entre otros. También evita en muchos casos hospitalizaciones innecesarias. Todo esto permite que el hospital tenga más disponibilidad para los pacientes de mayor gravedad”, agregó el Dr. López, considerando también el actual escenario por coronavirus.

En tiempos de pandemia

Desde el inicio de la pandemia gran cantidad de atenciones ambulatorias, cirugías y procedimientos han debido ser suspendidos, reprogramados o convertidos en atenciones remotas. “Debido a esto para muchos pacientes del HPM nos convertimos en el único ‘rostro visible’ de la institución. Por lo mismo hoy más que nunca nuestros pacientes y familiares agradecen la posibilidad de tener un encuentro humano cálido y presencial donde reciben el apoyo y pueden responder muchas dudas y necesidades”, añadió el jefe del servicio.

Desde el inicio de nuestros registros se observa un crecimiento sostenido en la productividad, pero como se observa en el gráfico se dio un enorme salto durante 2020. A modo de ejemplo entre 2019 y 2020 los días cama ahorrados al hospital subieron de 5.750 a 10.614 y las personas atendidas de 613 a 2.137. Esta tendencia se ha mantenido durante lo que va de 2021”, acotó López.

Al respecto, Ana María González, esposa de uno de los pacientes atendidos por el servicio, relató:  “Mi marido hace muchos años ha estado enfermo y, en este momento, decidimos enviarlo al Hospital porque se agravó, y eso me lo cuestioné bastante porque se podría contagiar allí por Covid, pero fue todo lo contrario. Para mí fue un aliciente haberlo enviado y estoy totalmente agradecida porque la verdad no conocía este sistema de que trataran a los pacientes a domicilio después de estar hospitalizados”.

Esto fue como un regalo que llegó solo, sin que yo lo pidiera ni nada, y la es que nos ha aliviado bastante. Porque para mí, años atrás, fue terrible tenerlo en casa y no saber qué hacer con él. Y ahora con esta ayuda la verdad es que se nos hace súper cómodo y estar segura de tener nuestro familiar en casa con todos estos profesionales que vienen a visitarlo diariamente. Así que no me queda más que agradecer a todos quienes lo están asistiendo como la fonoaudióloga, el kinesiólogo, médico, enfermeras, todos”, concluyó Ana María.